loading please wait..

Ciclo de vida de los usuarios y su importancia en el mailing

Importancia de los usuarios en el mailing

Antes de empezar a explicar el ciclo de vida de los usuarios definamos los dos tipos de usuarios que existen dentro de una campaña de mailing.

Por un lado están los usuarios activos que son aquellos destinatarios que realizan algún tipo de acción en nuestro mensaje en un periodo determinado, es de resaltar que no solo se refiere a las personas que realizan una compra, en este concepto también están incluidos todos aquellos que abren un email o cliquean un link en un periodo de entre 60 a 120 días.

El usuario inactivo, es aquel que recibe los correos en su bandeja de entrada, pero que no interactúa con ellos dentro del tiempo predeterminado. Suelen confundirse con la tasa de rebote, pero no es lo mismo, este tipo de usuario es el que ignora nuestros correos.

Teniendo claro estos conceptos podemos empezar a tomar acciones estratégicas en las campañas de mailing dentro del ciclo de vida de los usuarios, dependiendo de su tipo podemos intervenir de una u otra manera.

Ciclo de vida de los usuarios: qué es y sus fases dentro del mailing

Cuando hablamos del ciclo de vida del cliente nos referimos al punto o estado de interacción en el que el usuario se encuentra en relación a nuestra marca. Tener esto claro ayuda a la agencia de publicidad a tomar decisiones estratégicas y a entender cómo debemos tratar al cliente o potencial cliente en cada momento.

El ciclo de vida cuenta con 5 fases que determinan el grado de implicación de nuestros contactos con la marca, estos son:

  1. Adquisición y activación:

En esta fase nos concentramos en los clientes potenciales, aquellos a los que queremos convertir en usuarios activos e incentivar para que abran nuestros emails, interactúen con nuestra marca y hagan clic en nuestros enlaces.

Es el momento donde debemos hacer más esfuerzos de inversión para generar vínculos de valor, recuerda que es más difícil conseguir un nuevo cliente que mantener uno.

Un email de bienvenida o un email de agradecimiento por la suscripción que incluya un cupón de descuento es una buena acción para iniciar una relación con el suscriptor,

En este punto también es importante diferenciar a aquellos usuarios que registran actividad con nuestro primer envío de los que no. En este último caso lo recomendable es enviar un siguiente correo recordando que tiene 3 dias para hacer efectivo su cupón de descuento, por ejemplo:

 

  1. Conversión

El centro de la fase de conversión son los usuarios activos que aún no han hecho su primera compra, aquellos que generalmente abren tus emails, ingresan a tu web pero que aún no dan el siguiente paso, el objetivo es llevarlos a la conversión. 

El contenido del email que se le envía a este tipo de usuario está concentrado en la venta, por lo tanto incluye uno o varios CTAs o incluso ofertas.

  1. Crecimiento

Cuando hablamos de la fase de crecimiento es necesario centrarnos en los usuarios que ya son clientes, es decir, aquellos que interactúan constantemente con la marca y que al menos ya han hecho una primera compra.

El objetivo aquí está en incrementar la interacción y la venta y por ende aumentar el ROI. Para saber a ciencia cierta qué acciones estratégicas debemos tomar es necesario entender el comportamiento de nuestro cliente e identificar el nivel de crecimiento de cada uno, como por ejemplo su frecuencia o valor de las compras.

De esta manera podremos hacer envíos con mayor segmentación centrándonos en los intereses y preferencias de cada usuario. Un buen ejemplo es enviarle un email de felicitación el día de su cumpleños con un descuento en un producto que hemos identificado que es de su gusto.

  1. Retención

En esta fase el objetivo principal es conservar a los clientes activos que están muy implicados con nuestra marca, los que registran un elevado nivel de consumo, es decir, los ya fidelizados.

Existe un concepto que hay valorar en este punto y es la regla 80/20 que significa que el 20% de los contactos aportan el 80 de los ingresos, así que no hay que escatimar esfuerzos.

Una buena práctica a implementar es enviar un email premiando la fidelidad del cliente, recuerda que él se convierte en un portavoz de tu marca y hay que consentirlo. Un ejemplo de ello es esta empresa de telefonía móvil que como modo de fidelización a sus clientes incluye las megas de datos no utilizadas del mes anterior al mes en curso.

  1. Reactivación

Por último pero no menos importante, nos centramos en los usuarios inactivos, aquellos que no generan ninguna conversión ni interacción con nuestros emails o que fueron clientes hace mucho tiempo.

El objetivo es realizar acciones estratégicas en nuestra campaña de mailing con este grupo de usuarios e incentivarlos a que se vuelvan activos, si observamos que después de esto son receptivos y que empiezan a interactuar podremos empezar de nuevo con la fase conversión, de lo contrario, a los que continúan inactivos es mejor no incluirlos de nuevo en futuras campañas, así evitamos que los ISPs o proveedores de correo electrónico nos clasifiquen como spam.

 

Autor: Johanna Uribe

Empresa: Mailify

https://www.mailify.com/es

Publicado el 10 septiembre, 2019 en Email Marketing, Marketing Digital, Online Promotions, Publicidad Digital

Compartir

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *