loading please wait..

El e-Commerce ayuda a mejorar tus ventas

El e-Commerce ayuda a mejorar tus ventas

¿Alguna vez te has preguntado qué es el e-commerce o cuál es el significado exacto de este término? ¿Qué diferencias tiene con algunos términos similares?

Seguro que sí, ya que el comercio electrónico está más de moda que nunca por su facilidad y agilidad de transacciones en ventas. Sin embargo, a pesar de su auge, mucha gente no tiene claro qué es exactamente. Por eso, nuestro objetivo es explicarte la definición exacta de e-commerce, cuál es la diferencia con otros términos similares y los tipos que existen.

El e-commerce o comercio electrónico, según una de tantas definiciones es: “Un sistema de compra y venta de productos y servicios que utiliza Internet como medio principal de intercambio”. En otras palabras, se trata de un comercio que gestiona los cobros y pagos a través de medios electrónicos. Este concepto se confunde con regularidad con el de e-business, aunque en realidad no tienen nada que ver.

El e-commerce solo se refiere a la transacción de bienes y servicios entre un comprador y un vendedor, mientras que el e-business hace referencia a todo el proceso completo que hay que llevar a cabo para gestionar un negocio online. De hecho, el e-commerce forma parte del e-business al ser un tipo de modelo de negocio.

Como una de las agencias de publicidad expertas en Marketing Digital en Costa Rica, te comentamos a continuación las formas de comercio electrónico.

Formas de comercio electrónico

El mundo del e-commerce es muy amplio y se pueden encontrar muchos tipos distintos de modelos. Una más global en función de quién vende y quién compra y otra con diferentes “modelos” de e-commerce.

1. Según el perfil comercial

Cada negocio tiene un tipo de cliente al que se dirige, y en función de ello podemos clasificarlos:

  • B2B (Business-to-Business): empresas cuyos clientes finales son otras empresas u organizaciones. Un ejemplo podría ser una tienda de venta de materiales de construcción que se dirige a interioristas o arquitectos.
  • B2C (Business-to-Consumer): empresas que venden de manera directa a los consumidores finales del producto o servicio. Es el más habitual y hay miles de ejemplos de tiendas de moda, zapatos, electrónica, etc.
  • C2B (Consumer-to-Business): portales en los que los consumidores publican un producto o servicio y las empresas pujan por ellos. Son los clásicos portales de empleo freelance como Freelancer, Twago, Nubelo o Adtriboo.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): empresa que facilita la venta de productos de unos consumidores a otros. El ejemplo más claro sería el de eBay, Wallapop o cualquier otro portal de venta de 2º mano.

Además de estas formas de comercio electrónico, existen otras menos populares como la G2C (Goverment-to-Consumer), C2G (Consumer-to-Goverment) o B2E (Business-to-Employer).

Como podés ver, el comercio electrónico va mucho más allá de ser únicamente una simple compra y venta de productos en una tienda.

2. Según el modelo de negocio

El sector online todavía es un sector poco maduro. Los cambios tecnológicos son constantes y los nuevos negocios online que surgen atienden las nuevas necesidades creadas.

Dependiendo de cómo se generen los ingresos o de cómo se lleve a cabo el intercambio entre comprador y vendedor, se pueden dividir en:

  • Tienda online con productos propios: lo primero que se te habrá venido a la mente al hablar de e-commerce. Las mismas características que una tienda física, pero en versión online. Ejemplo: Bebitus.com
  • Dropshipping: a priori, para el cliente, todo parece igual que un e-commerce normal. La diferencia es que el vendedor no envía el producto, sino que es un tercero el que lo hace.
  • E-commerce de afiliación: un paso más atrás en el proceso de compra están los negocios de afiliación. En este caso la tienda no solo no envía el producto, sino que el cierre de la venta no se hace en su plataforma. Lo que hace es referir al cliente a otra tienda, que le paga una comisión al confirmarse la venta. Es muy frecuente la afiliación con Amazon. Ejemplo: Biodegradable.es.
  • Membresía: este tipo de e-commerce busca compras recurrentes. La forma de conseguirlo es con una suscripción periódica (semanal, mensual, bimensual, etc.). Este tipo de membresías se están poniendo de moda con las llamadas “cajas sorpresa”. Consiste en una caja que se envía cada mes con productos, por ejemplo, una caja mensual con cervezas artesanales. En lugar de vender una sola vez el producto, se ofrece la posibilidad de recibirlo con una determinada frecuencia.
  • Marketplace: un Marketplace es una tienda de tiendas. Es una web donde diferentes vendedores ofrecen sus productos de una o varias temáticas. Amazon también es un ejemplo de Marketplace. Aunque también funcione como e-commerce normal.
  • Servicios: un negocio de comercio electrónico no solo tiene que ser para vender artículos. Formación, consultorías, mentorías o cualquier intercambio de tiempo por dinero es una opción muy viable para empezar sin riesgo.

Como hemos hablado, los avances en este sector suceden casi cada día, esto supone que nuevos tipos de e-commerce surjan constantemente.

 

¿Te gustaría que las ventas de tu negocio mejoraran? ¡Aventurate e incluí este servicio tan dinámico dentro de tu estrategia de Marketing Digital! Somos la agencia digital en Costa Rica que te ayudará a mejorar las ventas. Envíanos un correo a info@paprikadigital.com o llámanos al teléfono (506) 8349-1105.

Publicado el 28 febrero, 2020 en blog, Desarrollo Web, Marketing, Marketing Digital, Mercadeo, Online Promotions, Páginas Web, Publicidad Digital

Compartir

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *